07 diciembre 2016

Ya ha pasado un año

Un año ha pasado ya desde que nació mi pequeña, y 6 meses más desde mi último post que iba justo de los 6 meses! Casi no me creo lo rápido que se ha doblado el tiempo y lo rápido que ha pasado el año entero, a veces me parece que se me hizo más largo el embarazo que este tiempo con ella a nuestro lado.

He leído mi anterior entrada y es gracioso ver cómo ha cambiado, en aquel momento apenas había empezado a sentarse sola y aún ni giraba y ahora ya casi camina!! Una vez leí que en la segunda mitad del primer año es cuando más cambian y es totalmente verdad, en los primeros meses apenas hacen nada y en el segundo semestre muchos hasta caminan, aunque mi peque aún no, no se atreve, empezó casi al mismo tiempo a gatear que a levantarse, pero caminar nada de nada.

La última vez también me quejaba del tema sueño y ahora la verdad es que muy bien, el colecho fue nuestra salvación, ahora duerme toda la noche, a veces se despierta pero se vuelve a dormir sin problema, y las siestas mucho mejor, ahora solo hace dos pero de más tiempo, depende del día, a veces una hora y otras más de dos.

Respecto a la comida pues estamos empezando ahora a darle comida sin triturar porque las veces que lo habíamos intentado antes no funcionó nada bien, se atragantaba cada poco y no veía yo ni que comiera nada, además admito que hacer purés y congelar me es infinitamente más cómodo, rápido y fácil que cocinar cada día comida separada para ella... Pero ahora que ya puede comer de todo pues ya le vamos dando y ya voy viendo que sabe gestionar la comida en la boca bien, ni comparación con antes.

La lactancia aún no la hemos dejado pero ya sólo toma dos veces al día, al levantarse y antes de irse a dormir, el resto toma LA, pero ahora que ya tiene un año la idea es empezar a darle leche de vaca normal en breve.

Y no, aún no habla nada de nada, sólo dice "ma" y "mama" para todo, no para mi jaja aunque entender entiende bastante bien y cada día es como más "personita" jiji En realidad no me preocupa el tema del habla porque ya sé que los niños que crecen en un ambiente de varios idiomas tardan más en hablar así que habrá que esperar, porque esta niña debe tener un cacao mental jaja español, alemán, finlandés y ahora que estamos en USA inglés, porque ese es otro tema, desde septiembre ya no estamos en Finlandia y desde octubre vivimos en USA, en un lugar horrible jaja pero ese es otro tema.

Por cierto, que nos gustaría en breve conseguir un hermanito para la peque así que me toca volver a empezar a tomar agnus castus e inositol que fue lo que me funcionó en su día, pero no sé, el agnus castus dice que no se debe tomar durante la lactancia aunque no sé por qué, así que no sé, de momento tengo que ir comprándolo y ya luego veré cuándo empiezo.

07 junio 2016

6 meses a tu lado

Hace unos días mi bebé cumplió 6 meses, medio año que se me ha pasado volando, es increíble.
Últimamente no escribo nada porque como dije una vez, apenas tengo tiempo y el poco que tengo lo ocupo rápidamente con otras cosas. Por un lado mi peque es bastante demandante y se aburre rápido de todo, pero bueno, imagino que como los demás, y por otro hace muy pocas siestas durante el día y muy cortitas (algo que me encantaría cambiar pero no lo consigo...), y eso junto a que estamos las dos solas casi todo el día pues hace que no tenga mucho tiempo libre.

Ha pasado mes y medio desde la anterior entrada y con él bastantes cambios. Por ejemplo que ya se ha encontrado los pies y que ya casi se sienta sola, se mantiene bastante bien aunque a veces pierde el equilibrio, o que ahora le da por gritar que parece que tenemos un mono en vez de un bebé jaja Pero sin embargo aún no gira, lo hizo una o dos veces (no sé si lo haría de casualidad) y nunca más, lo de estar boca abajo no le va, lo hace muy bien pero no es lo suyo, a veces creo que va a aprender a caminar antes que a gatear porque le encanta que la pongamos de pie, pero boca abajo nada. También hará un par de semanas le cambiamos del capazo a la sillita después de que estuviera varios días protestando y llorando en el capazo porque quería salir de él y ver cosas, cómo va cambiando, antes dormía todo el tiempo en él y ahora poquito duerme cuando vamos de paseo.

Y el gran nuevo tema es el de la alimentación. Hace dos revisiones (con cuatro meses y medio) me dijeron que podía ir dándole ya comida, en plan un par de cucharadas por ejemplo de verduras para que ella fuera probando, pero a mí me pareció super pronto y no lo hice. En la siguiente revisión (aquí en Finlandia son cada mes) me repitieron lo mismo, que debía empezar a darle comida para que se fuera acostumbrando porque a los 6 meses tendría que estar ya haciendo sus comidas completas y que era mejor empezar ya y no darle todo de repente a los 6 meses. Así que al final hice caso y empecé con la fruta, unos cuantos días más tarde con verduras y ahora acabamos de añadir los cereales sin gluten y la carne. La verdad es que en cuanto a la comida mi peque es genial, le encanta comer jaja las primeras veces puso caras raras y apenas comió nada pero ahora da igual si le doy algo nuevo, no le hace ascos a nada y además se alegra en cuanto ve el platito jiji

Y sobre el tema sueño, llevamos un tiempo haciendo colecho porque en la cuna era un horror para mi, es muy baja y la cama muy alta y me tenía que retorcer cada vez que se despertaba y quería su chupete o para "inmovilizarla" cuando empezaba a moverse sin parar con los ojos cerrados... y ahora en la cama con nosotros es más cómodo, aunque tengo que decir que eso de que haciendo colecho el bebé se engancha al pecho cuando quiere y la madre ni se entera es mentira por lo menos en mi caso, la tengo que poner yo y luego recolocar en su sitio y muchas veces me desvelo, pero en general dormimos mejor ahora. Lo malo es que estuvo una temporada durmiendo muy bien y "sin molestar" hasta las 6 más o menos, pero ahora ha vuelto un poquito atrás y se despierta sobre las 3 y luego a las 6/7 otra vez  (sin contar las veces que se medio despierta o protesta), esto va por fases... Y lo de las siestas, es increíble, hace unas 3 siestas al día (una de ellas en el paseo) de una media hora, como mucho una hora rara vez, es imposible que duerma más, no lo entiendo!! Me encantaría que durmiera más por el día pero es que no lo conseguimos, tengo que mirar a ver si encuentro trucos o técnicas que le funcionen porque yo a veces de verdad creo que tiene sueño y necesita dormir pero es como que no quiere, no sé...

17 abril 2016

Mi bebé crece

Hace ya unas semanas que no escribo nada sobre mi pequeñuela ya que la anterior entrada fue sobre mi, pero aquí sigue, creciendo por momentos y sorprendiéndonos casi cada día con algo nuevo.

La última vez comenté que teníamos que solucionar el tema médicos por las revisiones y vacunas de la peque porque ahora tenemos seguro privado, pero al final resultó que tuvimos que ir por lo público. Resulta que en Finlandia las revisiones se hacen en las "maternidades" y son gratuitas para todos los niños por lo que nadie va por lo privado a ponerse vacunas, de hecho fuimos al centro médico privado y ni siquiera las tenían, allí mismo nos dijeron de intentarlo en lo público y a pesar de que ahora mismo no tenemos tarjeta sanitaria europea, nos atendieron igual y le pusieron sus vacunas, la semana que viene le toca la nueva tanda y en general tenemos que ir a revisión cada mes.

Respecto a su crecimiento, pues ahora mismo no sé, pero cuando la midieron y pesaron en la maternidad fue hace poco más de un mes y ya medía 58cm y pesaba 5,250kg, osea que genial, con 3 meses ya doblaba su peso (con lo pequeñita que nació: 2,590kg y 45cm), por lo que me dijeron que tengo suficiente leche y que siga con la lactancia, así que ahora con 4 meses y medio así seguimos LM exclusiva, en unos días veremos si sigue todo así de bien.

Las noches la verdad es que van siendo mejores, últimamente no come hasta las 5 o 6 am, aunque eso sí, se medio despierta varias veces en las que hay que actuar rápido o sino se despierta del todo y se acabó. Empieza a protestar, normalmente se le ha caído el chupete y hay que dárselo, pero a la vez no para con sus brazos, al intentar darle el chupete mete todas sus manazas por en medio de la cara, le da manotazos al chupete, lo tira, lo agarra, pero lo quiere, cuando consigo meterlo en la boca tengo entonces que cogerle los brazos y calmarla porque sino lo mismo, empieza a dar golpes en la cuna y a sí misma y se va despertando cada vez más, pero mientras le sujeto los bracitos escupe el chupete y a volver a empezar jaja Al final normalmente después de un rato más o menos largo y de lucha se vuelve a dormir, aunque algunas veces no funciona y no queda más remedio que ponerla al pecho. Pero bueno, la verdad es que vamos durmiendo mejor aunque no lo voy a decir muy alto que seguro que se estropea.

Y pues como dice el título, mi peque crece: es muy despierta, le encanta que la pongan de pie, es muy risueña, adora la gente y las caras, ya se ríe a carcajadas de vez en cuando, se lo lleva todo a la boca, incluso juega con su chupete a ponérselo y quitárselo (aunque no siempre acierta), adora también protestar para que la cojan, la paseen y la entretengan, de hecho sonríe en cuanto la levantas aunque estuviera llorando, ha aprendido a hacer pedorretas y a gritar, que no sabes si está protestando o pasándoselo bien, le gusta levantar el culo en el cambiador pero aún no sabe girarse ni es fan de estar boca abajo, lo único que consigue a veces es darse la vuelta pero para ponerse boca arriba otra vez jeje Y no sé qué más, que aún seguimos usando el capazo en el que se duerme en cuanto salimos por la puerta, pero ya he probado a ponerla alguna vez en la sillita en casa ya que no tenemos hamaca y ella se cansa de estar siempre tumbada pero yo no puedo tenerla todo el tiempo en brazos, además ayer mismo le compramos una trona para que pueda estar a nuestro lado sentadita mientras comemos aunque ella de momento sigue con su adorada tetita :)

21 marzo 2016

Cambios físicos y recuperación tras el embarazo y parto

En esta entrada no voy a hablar de mi peque sino de mí, de cómo ha cambiado mi cuerpo tras el embarazo y parto. Los cambios que fui teniendo durante el embarazo los fui explicando en las entradas que hice, pero una vez que nació mi pequeñuela no comenté nada más sobre mí, así que hoy voy a contar un poco como ha sido y está siendo mi recuperación.

Para empezar tengo que decir que todo el esfuerzo que hice para que no me salieran estrías mereció la pena, al final no me salió ninguna, fue un poco pesado y pringoso pero funcionó, la crema Trofolastin la volvería a comprar y usar, y la mezcla de aceite (de almendras o de rosa mosqueta) junto a la Nivea de lata también, a pesar de haber sido una guarrada sinceramente... Se supone que después del parto debes seguir echandote las cremas un mes más porque al volver la barriga a su sitio pueden aparecer estrías, esto también lo hice casi todos los días (excepto los que estuve en el hospital), aunque en este caso solo me apliqué la Trofolastin una vez al día y ya.

Respecto a la barriga en sí, pues está en proceso de recuperación, su aspecto en cuanto a volumen es muy bueno, en la foto de abajo se puede ver la comparación de mi barriga al principio del embarazo, al final y ahora, y aunque ahora parezca que está muy bien, en realidad por un lado la foto está hecha por la mañana con el estómago vacío (a medida que avanza el día y cuando como se va hinchando) y por otro lo que no se ve es que está muy blandita, los músculos están débiles y si por ejemplo me doblo hacia adelante se descuelga todo. Después del embarazo se me quedó diastasis (separación de los músculos), recuerdo que a la semana de dar a luz cuando me vio la matrona de la consulta de mi ginecóloga, me dijo que me notaba unos 3 dedos de separación, y a día de hoy tengo aproximadamente 1 dedo, poco a poco espero que el trocito que queda se vaya cerrando también.

Iz. 14-15 semanas de embarazo / Centro. 39 semanas / Drcha. 3 meses postparto

Respecto al peso, ahora mismo no sé porque no tengo báscula ahora, pero justo antes de irme de Alemania había perdido unos 8 de los 10 kilos que gané con el embarazo, ahora yo creo que sigo igual, así que aún me faltan unos dos kilos por perder para volver a como estaba antes pero sinceramente ni tengo prisa ni me importa. Con la lactancia tengo muchísima hambre, como más que antes y me da igual, cuando deje de dar el pecho probablemente volveré a comer como antes y todo volverá a su sitio con el tiempo.

Una de las cosas que me sorprendió después de dar a luz fue que los pantalones no me cerraban, me entraban bastante bien de pierna pero la cadera nada, no había manera, sabía que la barriga tenía que ir volviendo a su sitio pero lo que no me di cuenta es que la cadera también, por lo visto durante el embarazo y el parto los huesos de la cadera se abren para que pueda salir el bebé y después necesitan su tiempo para volver a su posición, así que no, no era que mi culo había crecido más de lo esperado sino que los huesos estaban "abiertos". Unas semanas más tarde de repente me volvieron a entrar todos los pantalones y eso que mi peso seguía más o menos igual ya que los 8 kilos los perdí casi todos muy al principio.

Otros pequeños cambios que he tenido aparte de que el pecho ahora por fin lo tengo más grande jaja (en el embarazo apenas me creció) es por ejemplo que ya no me salen granitos en la cara. Por mis ovarios poliquísticos sólo me dejaban de salir granos en la cara tomando la píldora, ahora sin embargo (quitando alguno suelto que sale muy de vez en cuando) no tengo ninguno, aunque justo cuando dí a luz los días siguientes tuve un brote de granitos bastante feo.

Uno de los cambios que más me molesta es la pérdida de pelo, y no lo digo porque ahora tenga un pelo pobre, sino porque cada vez que me peino lleno el baño de pelos, y en general toda la casa está constantemente llena de pelos por todos lados, horrible!! 

Y por último, aunque esto no tenga que ver con el embarazo o el parto directamente, lo que tengo ahora es mucho dolor de espalda, durante el embarazo no me dolió nada de nada, y sin embargo desde hace aproximadamente un mes es horrible, tengo un lado de la espalda con constante dolor, he ido al fisioterapeuta pero no me ha ayudado, a ver si pruebo en breve con un quiropráctico porque esto no va a mejor...
Pero bueno, la verdad es que en general tengo que decir que estoy muy contenta con mi recuperación, incluso con los días inmediatos después del parto que fueron muy buenos físicamente, ni los puntos (que tuve muy poquitos) me molestaron mucho.

03 marzo 2016

Cumpliendo 3 meses desde otro país

Pues sí, hoy mi ratita cumple ya 3 meses y esta vez lo hace en un país diferente, ya estamos en Finlandia! Y sí, aquí hace mucho frío, llevamos aquí casi una semana y no he visto apenas temperaturas sobre cero, como mucho +1 o +2, pero bueno, lo vamos llevando bien y en realidad aquí sólo estaremos hasta agosto, así que el invierno de verdad no lo vamos a vivir. Después nos mudaremos otra vez, esta vez al otro lado del charco, pero eso ya será otra historia.

De momento parece que a mi peque esto del frío le da igual, le ponemos una chaquetita, la metemos en el saquito del carro y por encima lo tapamos con el plástico de lluvia y no se queja, aunque tampoco es que hayamos salido mucho tiempo, para dar paseos de verdad estoy esperando a que mejore el tiempo, pero no sé yo, me parece a mí que la primavera finlandesa es como el invierno español jeje nos tendremos que ir adaptando...

Desde la anterior entrada no ha habido muchos cambios, bueno, lo que sí es que escribí que las vacunas no le habían hecho reacción, y no le hicieron, pero después se pasó bastantes días un poco rara, más quejica y comiendo menos, pero a la vez despertándose más veces por la noche. Ahora parece que ha vuelto a la normalidad pero tengo un poco de miedo pues ahora a los 3 meses es cuando dicen que hay una crisis grande y de hecho es cuando muchas mamis terminan por dejar la lactancia pensando que no tienen suficiente leche, así que miedo me da el qué va a pasar, yo por lo pronto voy a intentar no desesperar y creer en que todo se regulará por sí solo, ya que no me gustaría dejar ya la lactancia.

Que por cierto, respecto a la alimentación estoy un poco liada, según la OMS lo mejor es lactancia exclusiva hasta los 6 meses, que los bebés no necesitan otra cosa, pero hay gente que empieza ya con cereales a partir de los 4 e incluso hay potitos que ponen que son a partir de esos meses, vamos que no me queda claro, si es que en realidad no tengo ni idea de cómo se prepara un biberón con cereales, ni qué leche se usa para eso ni qué cereales son los que se compran... En fin, que tengo que ponerme a mirar un poco el tema lentamente porque aunque no es mi idea empezar con estas cosas desde el primer día de los 4 meses, sí que va pasando el tiempo más rápido de lo que parece!!

Y aparte pocos avances, ponerse boca abajo le sigue sin hacer gracia a la peque, ahora sujeta mejor la cabeza, la levanta más y más tiempo, pero a los poco minutos ya protesta y la tenemos que quitar. Por las mañanas sigue levantándose normalmente muy contenta, pero empiezo a notar que cada vez le gusta menos estar tumbada, prefiere que la sientes en tus piernas, así se puede pasar bastante rato feliz si no anda muy quejica ese día. Y poco más, que tenemos que solucionar el tema médicos porque ahora tenemos un seguro privado pero no somo capaces de encontrar médicos privados en esta ciudad, sabemos que hay un centro médico público cerca pero no sé si podemos ir ahí con nuestro seguro, hemos buscado información y médicos por internet pero en inglés hay poca información y nosotros no entendemos nada de finlandés, así que a ver cómo termina esta historia.

------
Edito para añadir que también dije que mi peque duerme toda la noche quitando los despertares para comer, con ello me refiero a que no quiere fiesta y que es fácil ponerla a dormir, peeeero a pesar de que aquellos ruidos que hacía de regurgitaciones y esas cosas se han ido pasando, ahora lleva un tiempo que a partir de las 6 de la mañana más o menos (después de la 2ª toma normalmente) empieza a molestar bastante en plan de que se pone a hacer ruidos como si algo le molestase o como si luchase contra algo, empieza a mover la cabeza hacia los lados sin parar con los ojos cerrados y a patalear y se puede tirar así ratos bastante largos como de una hora moviéndose cada minuto, luego una pausa después de conseguir que se calme y después vuelta a empezar, así que a partir de esas horas poco puedo dormir y lo raro es que si la levantamos se le pasa todo, se levanta feliz. Creo que tiene algo que ver con el intestino y pedetes, le deben molestar los movimientos o algo, o no sé, pero bueno, imagino que como lo demás se le irá pasando. Por cierto que el cojín antivuelco en estos casos no sirve, con tanto movimiento termina siempre de espaldas, aunque lo bueno es que parece que a pesar de ello su cabecita sigue evolucionando bien de forma.

20 febrero 2016

Primeras revisiones

Hace ya unas semanas que no actualizo pero es que no he tenido nada de tiempo! Estamos en plena mudanza, y no es que nos vayamos de un piso a otro, es que nos cambiamos de país! Ahora mismo estamos en otra región en casa de la familia de mi pareja pasando unos días antes de irnos del país (ya dejamos nuestro piso) y ahora tengo algún huequito más libre mientras los demás le hacen caso a la peque, aunque aún hay bastantes cosas que hacer y dejar terminadas antes de irnos.

Desde la última entrada que escribí hasta hoy la peque ya ha tenido dos revisiones fuera del hospital con el pediatra. No sé cómo funciona en España ya que es mi primera experiencia y está siendo aquí en Alemania, pero aquí la primera es cuando nace el bebé y la segunda justo antes de salir del hospital, la tercera en nuestro caso tenía que haber sido entre navidad y reyes, pero el pediatra no tenía huecos libres y la tuvimos a finales de enero, y la cuarta fue ayer mismo en otro pediatra porque ya no estamos donde vivíamos pero queríamos hacer la revisión antes de irnos del país.

En general va todo bien, lo único es que en la revisión de finales de enero la pediatra vio que la cabecita se le estaba deformando por un lateral, lo que se llama plagiocefalia, en la foto de abajo se pueden ver las diferentes maneras en las que se deforman las cabecitas de los bebés.


En nuestro caso se le estaba quedando la cabeza como se ve en el dibujo porque tiene (o tenía) tendencia a mirar siempre al mismo lado, y como ahora te "obligan" a que el bebé duerma boca arriba pues siempre al estar tumbada tenía la cabeza en la misma posición. Yo sabía que si están mucho tiempo tumbados mirando hacia arriba se les aplana la cabeza por detrás, pero no pensé que también podía pasar al tener la cabeza ladeada (además de que las primeras semanas lloraba mucho por todo y por intentar moverle la cabeza también, por lo que no nos atrevíamos a hacerlo). Sí que nos habíamos dado cuenta de que siempre miraba hacia el mismo lado incluso al tenerla sentada o en cuello, y de hecho fue uno de los motivos que nos hizo ir al osteópata, ya que habíamos leído en internet que esa tendencia podía tener algo que ver con el llanto tan frecuente, el osteópata nos explicó que probablemente venía del hígado (no puedo explicarlo bien porque tampoco lo entendí del todo, pero algo del parto y los medicamentos), pero que no era ningún problema en sí, que se iría corrigiendo así que no nos preocupamos. Sin embargo al verle la cabeza la pediatra y decirnos lo que le estaba pasando nos sorprendimos un poco y yo me emparanoié unos días como buena madre primeriza jaja La médico nos dijo que podíamos volver al osteópata por si tenía algún problema en los músculos del cuello, también comprar una almohada especial para las cabecitas de los bebés y estimularla para que tuviera que mirar hacia el otro lado. Al osteópata no volvimos porque él mismo nos dijo en la 2ª sesión que estaba todo bien y no había más que él pudiera hacer, pero sí que le compramos la almohada, también un cojín antivuelco para ponerla a dormir de lado e intentamos ponerle los juguetes, las luces, hablarle, etc. del otro lado, y la verdad es que a día de hoy 3 semanas después su cabeza está muchísimo mejor.

Y la última revisión fue ayer, esta vez le dijimos que al ponerla boca abajo (otra cosa que te dicen que hay que hacer todos los días, ponerles boca abajo un ratito para que vayan fortaleciendo el cuello y la espalda) no le gusta nada y se pone a llorar, y otra vez que nos dice otro pediatra que la podemos llevar al osteópata por si es por el cuello, aunque luego le miró el cuello y dijo que no parecía que tuviese nada, de hecho ahora ya mira hacia los dos lados sin problema, y como dije antes el osteópata dijo que estaba todo bien. Aparte tocó vacunas, dos pinchazos y una bebible, pobrecita, no le gustó nada y tuvo después un día un poco raro pero por suerte no tuvo ninguna reacción.

Ahora nos toca buscarnos un nuevo pediatra en un nuevo país y a ver si podemos continuar con las vacunas al mismo ritmo que en Alemania. Respecto a lo demás vamos bien, conociéndonos y adaptándonos la una a la otra cada día un poquito más, la lactancia funciona de momento sin problemas, de hecho al final conseguí quitarle el biberón que le daba por la noche y coge bien el peso, 700 gramos en 3 semanas según el peso de ayer. Por las noches va durmiendo mejor, hace menos ruidos que antes, se suele despertar pocas veces y para comer normalmente dos, aunque como siempre y en todo hay excepciones pero yo cruzo los dedos porque siga así la cosa, por pedir pediría que sólo se despertase una vez para comer, pero bueno, con el tiempo poco a poco.

21 enero 2016

7 semanas contigo

Por fin encuentro un ratito para escribir qué tal han sido y están siendo estas primeras semanas con mi peque. Hasta hoy apenas he podido tocar el ordenador que no fuera para cosas necesarias, entre las navidades, citas con médicos, consulado o ayuntamiento, visita de mi madre, que en menos de un mes dejamos el piso y hay que ir recogiendo, que el dueño se ha empeñado en hacer visitas ya este mes porque lo quiere volver a alquilar ya, etc etc, ah y que mi pequeñuela es bastante lloronceta y demandante, pues la verdad es que tengo pocos ratitos libres y los que tengo los ocupo muy rápido!!

En la entrada anterior hablé basicamente del parto y poco más, mi bebé aún tenía sólo 14 días y aún estábamos conociéndonos y era todo nuevo, así que poco podía contar sobre ella, pero ahora que ya tiene 7 semanas y nos hemos ido acostumbrando ya puedo decir algo. Sinceramente las primeras semanas no fueron fáciles, en el hospital mi bebé no fue especialmente llorona, dormía más que otra cosa, pero al llegar a casa descubrimos que sí, que era muy llorona y empezó a ser un poco frustrante porque no sabíamos qué le pasaba ni conseguíamos calmarla, pasamos del será una herida que le ha salido en el culete y le duele, serán gases, será reflujo??? Además sobre las 3 semanas empezó a regurgitar y desde entonces por las noches cuando duerme se le sube la leche y se pasa muchos ratos carraspeando y haciendo ruiditos como de aclararse la garganta y tragar, lo que es muy molesto para ella que no puede dormir tranquila, y para nosotros porque no nos deja dormir por los ruidos y además yo me quedo siempre alerta porque tengo miedo a que se atragante (que alguna vez le ha pasado). 

También al principio fue un poco duro la lactancia, las tomas nocturnas con lo dormilona que yo siempre he sido y bueno las tomas en general, yo decidí darle el pecho pero no tenía ni idea de que los bebés comen tan a menudo, te dicen que en general cada 3 o máximo 4 horas, que a demanda, pero no me imaginaba que podría querer comer incluso cada hora ni que iba a tirarse una hora entera en el pecho comiendo muy lentamente y durmiéndose cada minuto... Llegué a pensar en cambiarme al biberón porque pensé que igual no tenía leche suficiente (te dicen que para ver si tiene hambre le ofrezcas el pecho y mi bebé siempre siempre lo coge da igual cuando haya comido antes) y además como con el biberón sale sola y no tienen que hacer esfuerzo sería más fácil, pero la matrona que me hizo la acupuntura, al verme el pecho a la semana de nacer mi peque me dijo todo lo contrario, que tenía mucha leche y que ni se me ocurriese usar el sacaleches porque eso me estimularía más. La verdad es que eso se fue pasando, ya bebe mucho más rápido y yo me he ido acostrumbrando también, además las molestias del pecho del principio se pasaron y ahora genial, pero parece que justo ahora estamos pasando una crisis, mi peque se enfada a menudo con el pecho porque no sale más leche, mis pechos han dejado de estar duros y llenos como antes y ahora lo que noto es la subida de la leche, entonces sale de repente pero dura poquito y mi peque pues quiere más, y cuando le da encima por beber pues pide pecho a cada rato y no les da tiempo ni a llenarse un poquito, por lo que ella se enfada y se pone a llorar de hambre. Las primeras veces como no sabía qué hacer y se me rompía el corazón al verla llorar de hambre, le hice biberones y ahora sé que he hecho muy mal porque así no se me va a ajustar la producción, así que ahora mismo ando intentando corregirlo, a ver si lo conseguimos.

Respecto a sus llantos (que suelen ser exagerados, no sabe llorar más suave jaja) han ido mejorando, no sé si tendrá que ver o no, pero a principios de enero fuimos al osteópata (ya lo contaré en otra entrada otro día) y desde entonces mejoró bastante, sigue siendo muy llorona, se molesta bastante fácil y pasa de la risa al llanto como de 0 a 100 en un segundo, pero menos a menudo y la podemos calmar bastante rápido, sobretodo cogiéndola en brazos en vertical y paseándola o con el pecho (eso desde siempre), además casi desde la 3 semanas que empezó a hacer su primer ruidito, tiene más a menudo momentos de felicidad, de "hablar" con nosotros y sonreir e incluso momentos de tranquilidad ella sola. También sabemos que el coche o el carrito le encantan y se duerme casi al instante, y tengo que decir que aunque las primeras noches fueron muy duras, se ha adaptado a la noche muy bien, sabe cuando hay que dormir y, quitando algunas excepciones, los ruidos de las regurgitaciones y los despertares para comer, duerme toda la noche sin protestar. Así que ahora mismo sólo pido que se me regule la leche pronto y que ojalá se le quiten las regurgitaciones más pronto que tarde también, por lo demás soy la más feliz del mundo con mi pequeñuela, no puedo dejar de mirarla (para mí es la más bonita, por supuesto jiji) y se me olvidan todos los males cuando nos dedica una sonrisa o un ruidito!!