18 enero 2018

Año nuevo, vida nueva

Pues literalmente como pongo en el título, mi pequeñuelo nació al final el 1 de enero de 2018 😍

En la última entrada me quedé en la semana 36, quería haber escrito después pero se me fue pasando el tiempo y nada... 
La semana 38 en la que tenía la cita en el hospital para ver la posición del bebé llegó y por sorpresa vimos que su cabeza estaba abajo, sin encajar, pero en la dirección correcta, así que me dijeron que todo bien, que obviamente se podía volver a cambiar de posición y que si notaba que se volvía a atravesar que volviera para intentar directamente colocarle bien y provocar el parto justo después. Sinceramente supe que eso no iba a pasar porque nunca tuve claro dónde andaba su cabeza por mucho que yo me tocara la barriga, además, la siguiente cita con la gine la tenía al día siguiente y después ya ninguna más hasta el día de la fpp. Así que la cosa quedó en que habría que esperar probablemente al día del parto a ver cómo venía, que si venía de culo podía intentar dar a luz de manera natural si quería y si venía atravesado pues cesárea.

Las siguientes dos semanas seguí por supuesto nerviosa y con la intriga de cuándo nacería y cómo. Nosotros teníamos la idea de que nacería en 2017 (aunque su fpp era el 3 de enero), y justo el día 31 de madrugada estando en la cama rompí aguas, qué desastre de cama quedó 🙈 Y como no sabía dónde andaba su cabeza, por miedo a que estuviera atravesado nos fuimos corriendo al hospital a las 2am. Al llegar estaba la gine que me había atendido hacía dos semanas que se acordaba de nosotros. Me miraron y para nuestro alivio su cabeza estaba bien colocada 👏 Así que como había roto aguas me tuve que quedar ya allí ingresada y esperar a que comenzara el parto de manera natural en las siguientes 24 horas.

En mi primer parto pasó exactamente lo mismo, rompí aguas, me ingresaron pero las contracciones no empezaban así que me tuvieron que provocar el parto un día más tarde. Esta vez pensamos que pasaría lo mismo y preguntamos si no me lo podían provocar ya en vez de tener que esperar un día entero, en realidad más de 24 horas tenía que esperar esta vez porque de madrugada no provocan partos por protocolo. Pero la gine y la matrona me lo desaconsejaron, me dijeron que descansara y durmiera, y en caso de provocarlo sería el 1 de enero por la mañana.

Y cómo agradezco que nos dijeran que no, porque al final justo prácticamente a las 24 horas, sobre las 2 o 3 am del día 1 de enero me desperté (sí, mi nochevieja este año me la pasé en el hospital con tapones en los oídos para no oir los petardos y los fuegos y conseguir dormir) y empecé a notar contracciones que fueron rápidamente a más y más y finalmente a las 8 y media de la mañana nacía mi chiquitín en un parto 100% natural, ni epidural me pude poner! Y digo que lo agradezco, porque aunque tuve que soportar unos dolores horribles en el tramo final, este parto fue muchísimo mejor que el primero que fue provocado.

10 diciembre 2017

36 semanas: bebé atravesado sin posicionar

Pues eso, el lunes tuvimos cita con la ginecóloga y le expliqué lo que me pasaba con las contracciones, y pues para mirar a ver si se había acortado el cuello del útero decidió mirar y se dio cuenta de que ahí abajo no había ninguna cabeza, bueno ni culo 😃 Las contracciones no me habían hecho especialmente nada, pero vimos que el pequeñín aún no está colocado cabeza abajo y menos aún encajado, estaba más bien cómodamente tumbado en diagonal con la cabeza a un lado de mis costillas y el culo al lado opuesto de la cadera, así que en caso de romperse la bolsa tendría que llamar a una ambulancia para ir tumbada al hospital por el riesgo de que se salga el cordón.

La verdad es que no me lo esperaba para nada a estas alturas así que salí un poco en shock, por un lado porque en mi primer embarazo la peque estuvo siempre bien colocada y porque en la última cita en noviembre parecía que su cabeza sí que estaba bien puesta abajo, pero en las 3 semanas que pasaron decidió seguir dando vueltas... Sí que es verdad que en otra cita en octubre tampoco estaba bien colocado, tenía su cabeza a un lado de la cadera, en diagonal otra vez, pero en aquel momento pensé que aún era pronto, pero ahora dijo la ginecóloga como que tiene tendencia a andar atravesado y en ningún momento me intentó tranquilizar en plan que hasta el último momento hay esperanza, cosa que no me gustó nada. Lo que nos dijo es que tenemos que ir al hospital para que me miren y me comenten las posibilidades (ella sólo habló de la maniobra externa o cesárea)... Lo gracioso es que la cita que nos dan en el hospital es para el día 20 creo, un día después de la siguiente cita con la ginecóloga y cuando cumplo ya 38 semanas. Así que para mirar también alguna posibilidad más natural y para que me mire cómo anda la posición, hemos pedido cita para este martes con la matrona que colabora en la consulta de la ginecóloga a ver qué nos cuenta ella.

En fin, no voy a negar que desde entonces ando nerviosa imaginándome teniendo que llamar a una ambulancia y terminando en cesárea, que sinceramente es algo que me asusta, a mí nunca me han operado de nada y las cesáreas aunque sí que son algo común, me parecen algo traumático porque aunque no te duela te enteras de todo el proceso, aparte de que las recuperaciones de cesárea son obviamente peores y más largas que con un parto natural, y eso con un recién nacido más en mi caso otra niña pequeña no me lo quiero ni imaginar! Pero bueno, que yo no quiero perder la esperanza, me paso el día intentando entender los movimientos de mi peque para averiguar dónde anda su cabeza (aunque nunca llego a ninguna conclusión) y ojalá que al final encuentre el camino correcto para su cabecita 😊

29 noviembre 2017

35 semanas: contracciones de Braxton Hicks

35 semanas ya recién cumplidas y llevo desde el domingo de reposo. El sábado de noche me desperté y noté que se ponía la barriga dura, intenté seguir durmiendo porque bueno esas contracciones no dolorosas de vez en cuando y más a estas alturas son algo normal, pero nada, las contracciones siguieron llegando de manera irregular pero cada poco, entre 5 y 15 minutos, lo que hizo que empezara a ponerme algo nerviosa ya que no paraban, así que al final me pasé media noche sin poder dormir atenta a mi barriga.

A la mañana siguiente estuvimos pensando en ir a urgencias para ver si las contracciones me habían acortado el cuello del útero y pudiese haber algún riesgo de parto prematuro, pero antes de ir preferimos llamar primero al hospital (como ya hicimos en mi primer embarazo alguna vez) y su respuesta nos dejó alucinando. Resulta que el hospital está lleno y con pocos médicos así que mejor que no fuéramos a urgencias, que mientras las contracciones no fueran a más y no me saliese sangre o líquido amniótico pues que eso, que no pasase por allí. Y en caso de ponerme de parto pues que no sería nada dramático por las semanas, pero que me buscase otro hospital, que allí no fuéramos! Jamás me habría esperado una respuesta así, sin darle nada de importancia y recalcando que no pasásemos por allí. Sinceramente en realidad me esperaba que me dijeran que sí, que me pasase para una revisión rápida, pero no, todo lo contrario!!

En realidad me habría dado igual si no fuese porque estamos en otra ciudad temporalmente por unas semanas, sin bolsa para el hospital, ni nada para el pequeñín, y sin casa propia (estamos en un piso alquilado para sólo un mes). En otro caso habría llamado el lunes a mi ginecóloga para que me viera y punto, incluso en caso de ponerme de parto no me habría asustado, pero al estar fuera y sin nada preparado no estoy nada tranquila, me hubiese gustado que me viesen y me dijeran si se me está acortando el cuello o todo está bien, la verdad. Pero bueno, al final estoy haciendo todo el reposo que puedo y este domingo nos iremos de aquí, una semana antes de lo previsto. Creo y espero que no pase nada durante estos días, las contracciones no se han ido pero ahora son menos y 100% irregulares, no me ha vuelto a dar como el sábado de noche (que no exagero si fueron sin parar durante 3 horas). El lunes tengo cita con la ginecóloga y pues a ver cómo voy, pero a mi me da que este niño a las 40 semanas no va a esperar. Además precisamente desde el domingo me noto la barriga mucho más baja y noto dolorcillo en el pubis, creo que las contracciones le han encajado por completo.

Por lo demás, me da mucha pena mi pequeñuela, nota que a mami le pasa algo, ella quiere venir conmigo, jugar conmigo, subirse a mí etc etc, pero no puedo y me siento super mal la verdad, así que espero que las semanas que quedan pasen rápido y pueda volver a estar al 100% para ella y para su nuevo hermanito.

15 noviembre 2017

33 semanas

Ya me encuentro en pleno tercer y último trimestre y con él tengo ya todas las molestias típicas en todo su esplendor.
Si antes decía que la hernia umbilical no se había hecho notar aún apenas, pues ya ha aparecido... Ya me molesta todos los días, el simple roce de la ropa, el echarme crema por la zona del ombligo, y ciertas posturas (o posiciones del chiquitín quizás también), hacen que me duela. En general el tocar la zona, los roces y el calor hacen que me duela/moleste, pero lo peor es cuando tira con esa sensación de que se estuviera desgarrando el músculo, eso es horrible, pero bueno, eso sólo pasa a veces.
Además de la hernia, la barriga ya va pesando bastante, caminar va costando cada vez más y me pongo a veces un cinturón para la barriga específico para sujetarla cuando salgo y sé que voy a estar bastante tiempo de pie. También el tema comidas se va notando que hay poco espacio, en cuanto me lleno lo que antes era lo normal, ahora es demasiado y mejor que  me siente a reposar porque sino me tira toda la barriga y me cuesta respirar.
En fin, que poco a poco voy pudiendo hacer menos y voy dejando de hacer salidas de caminar mucho o estar mucho de pie y limitándome a compras cortas, ir a tomar algo tranquilamente sentada y cosas del estilo. Lo malo es que mi pequeñuela de casi ya dos años en un par de semanas no entiende que mami ya no puede hacer lo mismo que antes, quiere que la cargue, que juegue como antes, etc y pues de verdad que no puedo, me da muchísima pena pero bueno, en pocas semanas se irá la barriga y poco a poco volveré a ser la de antes. 
Sinceramente a mí me sorprenden esas mujeres que están encantadas con el embarazo en sí, con la barriga y todo eso, yo al contrario deseo que pase rápido sobretodo el último trimestre porque es una incomodidad constante. No poder doblarme o tumbarme boca abajo, chocar con todo, no poder caminar a velocidad normal, quedarme sin aliento, el dolor constante de la hernia, etc etc., lo siento pero a mí no me gusta y estoy deseando que llegue el final del embarazo cuanto antes!

Hace una semana fui a la última revisión y todo bien, el peque está bien grande según las ecos y debería nacer a finales de diciembre en vez de principios de enero. Lo único que no está tan bien es que como siempre mi hierro está bajito y quieren que tome suplemento, pero yo me niego a tomarlo demasiado a menudo porque resulta que el estreñimiento extremo que tuve hace unas semanas fue por eso... Cuando volví a Alemania ya sabía que tenía el hierro algo bajo así que me puse a tomar las pastillas que tenía del anterior embarazo y de repente el ir al baño se convirtió en una pesadilla, pensé que igual era por el hierro, dejé de tomarlas y todo genial otra vez, así que ahora no pienso tomar más de dos pastillas a la semana, total, en mi primer embarazo tenía exactamente los mismo niveles que ahora y por muchos suplementos que tomé no funcionaron, los niveles no subieron nada, aunque por lo menos aquella vez no me dio estreñimiento...pero si esta vez encima de no servir, me hacen mal efecto secundario pues paso.

Ahora no tengo nueva cita hasta dentro de 3 semanas y media porque nos encontramos en otra ciudad y no merece la pena buscarme ginecólogo aquí para una sólo visita que me voy a saltar, y como dijo la médico, total si me pasa algo voy al hospital directamente. Y eso precisamente tuve que hacer el viernes pasado, resulta que el jueves por la tarde noche noté que me salía algo muy líquido (dos veces seguidas) y que me mojó por completo la ropa interior, fue algo muy parecido a cuando rompí aguas en el anterior embarazo, comenzó igual, pero esta vez estaba sólo de 32 semanas y pensé "calma, es demasiado pronto, vamos a esperar a ver si sale más". El caso es que durante la noche no salió más, pero yo ya estaba toda emparanoiada y encima por la mañana y por primera vez en todo el embarazo me encuentro con manchas de un color café muy raro, así que aprovechando que justo ese día hacíamos el registro en el hospital donde quiero dar a luz, pedí ver a un médico para asegurarme que estaba todo bien. Me hicieron monitores, eco y exploración y por suerte no parece que fuera líquido amniótico, todo salió bien, pero las manchas sí que tenían ese color por sangre. Parece ser que el origen posible es de las varices horrorosas que tengo en la vagina, algún pequeño desgarrito o algo, me aconsejaron que me tumbe y haga más reposo, y yo lo intento pero con una niña de casi dos años no es tan fácil... En fin, que yo me consuelo con que ya queda poco, pero de verdad que miedo me da el parto esta vez con eso por en medio!

Por cierto, que ya en breve debería empezar con el masaje perineal pero también me da un poco de miedo teniendo esas varices justo ahí, veremos qué tal. También me he hecho ya con el té que aconsejan tomar el último mes, pero lo que no creo que vaya a hacer esta vez es la acupuntura porque te pinchan justo por un lado de la rodilla, donde tengo muchas venitas/arañas/varices y no sé si se podría, y aunque se pueda me da mucha cosa pincharlas y ponerme a sangrar en cada sesión!!

20 octubre 2017

29 semanas

Cuántas cositas nuevas tengo que contar de estas cuatro semanas que han pasado.

Primero que estamos viviendo en el caos absoluto 😄 Hemos vuelto a Alemania y no tenemos casa propia, estamos de ocupas en casa de mi suegra y claro, es todo un poco caótico al no tener habitación "propia", ni nada adaptado a niños pequeños, ni nada a "nuestro gusto", ya me entendéis! Y este caos seguirá porque en tres semanas tenemos que ir a otra ciudad a pasar un mes y luego volver aquí y luego ni idea!

Los cambios parece que la peque no los está asimilando demasiado bien: del apartamento del que nos tuvimos que deshacer de todo al hotel, del hotel viviendo entre maletas a otro país, y a otra casa donde vive la abuela a la que apenas conoce y a la que parece que le ha cogido pánico, si no estamos presentes en la misma habitación huye de ella y viene llorando a esconderse detrás de nosotros... además de que si no estamos jugando con ella o prestándole atención se pone a protestar, también está comiendo bastante mal, en fin, un poquito desesperante, nosotros que esperábamos poder contar ahora con ayuda y poder ir a algún sitio sin ella, pues para nada, la tenemos más lapa que nunca!

Respecto al embarazo (ya 29 semanas), antes de volver a Alemania tuve la prueba del azúcar y parece que salió bien, pero también fue muy diferente a la que hice la otra vez, en este caso me dieron el bote para beber directamente sin sacarme sangre, a los 50 minutos o así tuve consulta básica de la matrona y al terminar me sacaron sangre (dos veces porque se les pasó coger un tubito para mirar la tsh). Pero bueno, yo me fío y parece que no tengo diabetes, lo que está genial!

Pero lo que sí que tengo, y que no me pasó en el otro embarazo, son unas varices horribles. Por un lado me empezaron a salir en las últimas semanas arañas vasculares por la zona de encima de la rodilla hacia atrás que fueron poniéndose cada vez más feas hasta el punto de que se las enseñé a la matrona en la última consulta porque ya me estaba empezando a preocupar. Me dijo que era normal, que se pueden poner mucho peor y que como iba a viajar en avión tantas horas que me comprase unas medias de compresión para que no me diese un trombo, cosa que por suerte parece que no ha pasado y de hecho aquí en Alemania parece que están un pelín mejor, aunque siguen horrorosas la verdad, a ver qué pasa con ellas después del embarazo.

Y por otro lado, lo que dije en la última entrada de que notaba presión en los músculos de ahí abajo pues resulta que también son varices por fuera de la vagina que según va pasando el día se van hinchando y no sólo tengo el malestar sino que es hasta visible!! Toda la zona hinchada literalmente, provocando presión y pesadez, y eso unido a que de repente tengo estreñimiento (que tampoco tuve en el primer embarazo) hace que se pongan esas varices aún peor, vamos que tengo la zona bonita bonita...! 😆

Hace unos días tuve ya primera visita a la ginecóloga aquí en Alemania y se lo comenté, porque una cosa que me preocupaba, además de que se me pueda quedar así, es que pudiera afectar a la hora del parto, y según ella en principio no, no es raro ver estos casos y bueno como mucho puede romperse alguna venita y sangrar, pero que no tiene por qué pasar nada, y que después de la cuarentena es normal que desaparezcan esas varices, así que de momento no hay nada que hacer, sentarse y aguantarse.

En esta visita me hiceron también ya el primer ctg y una ecografía, más bien rapidita, que se supone que es la última, la que pertenece al último trimestre, y se ve todo bien, el peque parece incluso unos días más grande de lo que corresponde y es posible que nazca para nochevieja/año nuevo, me espera fiesta!! 😄

Y por último, mi nuevo achaque es un dolor en la muñeca derecha que apenas puedo coger un vaso con esa mano y hasta peinarme me duele un montón. Esta vez parece que me estoy librando de la hernia (sólo la he notado algo un par de días esta semana), pero me están apareciendo otros achaques que no tuve para nada en el primer embarazo.

Y creo que eso es todo, poco más, que esta vez nos quedamos sin ir a España porque el caos en el que llevamos viviendo más de un mes con su correspondiente estrés, más la peque loca con los cambios, más mi barrigota y mis achaques y más que en 3 semanas toca "mini mudanza" a otra ciudad otra vez, han hecho que nos lo pensemos bien y hayamos decidido prescindir del viaje en coche de 3 días atravesando Francia para pasar una semana en España, nos da mucha pena pero tenemos que ser objetivos y ahora mismo no es el mejor momento, así que intentaremos relajarnos estas 3 semanas y hacer como mucho alguna escapada por aquí cerca.

22 septiembre 2017

25 semanas

¡Qué rápido está pasando este embarazo! Ya he cumplido las 25 semanas y en 10 días tengo la prueba del azúcar.
La semana pasada tuve una cita rutinaria muy corta, como suelen ser, y por fin nos dijeron que la ecografía de las 20 semanas salió todo bien. En realidad durante la eco la chica dijo que se veía todo bien, pero oficialmente tienen que hacer después un informe y la matrona nos dijo que en cuanto lo tuviera nos avisaría y nos diría cómo salió, cosa que nunca hizo hasta que le preguntamos en la cita del otro día. Ah y por cierto, en esta eco salió la edad gestacional justo como yo calculo pero aún así la matrona no quiere cambiar su supuesta FPP!
De momento análisis nuevos no me han hecho, ni siquiera de la tiroides que se supone que tengo que hacer cada 4-6 semanas, ni del hierro que lo tuve muy bajito durante todo el primer embarazo, pero la matrona dijo que con el análisis del test de glucosa me lo harán todo junto, veremos qué tal, aunque yo de momento no me quejo de notar nada raro.

Por mi parte voy bien, de momento la hernia no se ha hecho notar nada más que en momentos puntuales, pero a ver el último trimestre que es cuando más grande está la barrigota. No sé si tendrá que ver con que esta vez estoy intentando hacer todos los días ejercicios, algunos específicos de la barriga que me enseñó el fisio cuando fui para intentar cerrar del todo la diástasis y que me dijo que eran seguros durante el embarazo también, así que yo por si acaso voy a seguir. Sin embargo lo que sí que tengo a veces, es que si estoy mucho tiempo de pie (cosa muy normal en este embarazo gracias a la peque) empiezo a notar como presión en los músculos de ahí abajo, muy molesto y que no sé qué significará...

Poco más sobre el embarazo, como ya dije este está siendo diferente respecto a que poco caso le puedo hacer, no paro en todo el día y la peque, que ya no lo es tanto, me hace hacer cosas que intentaba evitar siempre en el primero como correr, coger peso, etc. Tampoco tenemos pensado hacer eco 4D como la otra vez y estamos ahora mismo metidos en plena mudanza que tengo unas ganas de terminar que no veo!!

Y subo una foto de cómo va la barriga, que eso sí, estoy haciéndome una foto cada semana para la misma app que usé en el primer embarazo.


24 semanas

04 agosto 2017

18 semanas

Quería haber escrito después de la siguiente revisión, pero por un lado me retrasaron la cita una semana y después estuvimos de viaje, así que voy un poco tarde.

Al final, yo que pensaba que esa cita sería igual que las anteriores, peso, tensión y poco más, pues resulta que nos tocó una pequeña sala que tenía ecógrafo así que un poco de manera espontánea la matrona decidió mirar a ver qué tal y me llevé a casa 3 fotitos del baby en las que sinceramente no se ve nada realmente jaja pero bueno, durante sí que vimos que todo estaba bien y cómo se movía.

Según yo estoy ya de 18 semanas (según la matrona una menos), pero en dos semanas me hacen ya la eco de las 20 y seguro que volverán a corregir la fecha.

Análisis solo me hicieron de la tiroides y parece que va bien, creo que el siguiente análisis grande es a las 28 semanas donde se incluye la prueba del azúcar, pero no sé si me dará tiempo a hacer la prueba aquí o habré vuelto ya a Alemania.

Una cosa que no me gusta de aquí, aunque eso precisamente es igual que en España creo, es que yo no tengo ningún resultado de nada. En Alemania tenía mi librito con todo apuntado, tensión, peso, hierro, resultados de todos los análisis, datos del bebé según las ecos, etc., y aunque es verdad que realmente no necesitas saber nada más que el que está todo bien, yo echo de menos todo el control que tenía y poder consultar datos si me apetecía. Pero bueno, cuando nos vayamos de aquí me darán toda mi información para llevarla a Alemania y allí volveré a tener el control jeje

Respecto a cómo me encuentro, la verdad es que mejor que el primer trimestre, lo único que noto son más mareos al levantarme y tirones de vez en cuando en la barriga. Recuerdo que en mi primer embarazo lo pasé bastante mal durante la segunda mitad por la hernia umbilical, ya al final el estar mucho rato de pie hacía que me doliese mucho y no podía, pero esta vez lo que me pasa a veces son como tirones de repente de un segundo del ombligo hacia arriba, muy raro, no me había pasado nunca, ojalá que no tenga nada que ver con la hernia y que esta vez no aparezca o sea más leve porque lo estoy temiendo sólo de pensarlo!

Por cierto ya he notado a baby #2 varias veces, pero como aún es muy chiquitín los golpecitos que he notado han sido super suaves y sólo al estar sentada o tumbada y "concentrada" en la barriga. Además estando tumbada y según la posición de baby puedo tocar un bulto duro que digo yo que será su cuerpecito, la verdad es que en parte se me hace raro volver a notar a una personita moviéndose por ahí jiji

Pues nada, que en dos semanas tendremos ya la eco y nos dirán cómo está todo (espero que bien, porque al no haber hecho la prueba de las 12 semanas no tengo ni idea de nada) y nos dirán si esta vez tendremos la parejita o dos hermanitas!